• 2019

En la actividad participaron 5 personas (4 mujeres y 1 hombre) con edades comprendidas entre los 41 y los 69 años. Un pequeño grupo en el que las intervenciones fueron constantes con sus opiniones y experiencias. 
 
Se trabajaron conceptos básicos como: qué es el sexo la sexualidad y la erótica; la identidad sexual; identidad de género; rol sexual; rol de género; el sexismo; el machismo; el feminismo; la construcción de las identidades femeninas y masculinas en el siglo XXI; por qué nos enamoramos; los mitos del amor romántico; los indicadores de violencia a través de la historia de Pepa y Pepe; los tipos y causas de las agresiones sexuales y el lenguaje sexista.
 
Este tipo de iniciativas ayudan a cuestionar nuestras actitudes y la forma en la que nos relacionamos con el sexo opuesto, suscitando una reflexión sobre la discriminación cultural, estereotipos y prejuicios sociales que nos encontramos en nuestra sociedad.
 
Todo ello para promover un diálogo analítico, empatizando con otras personas, en una importante retroalimentación que dé como resultado la erradicación de la violencia.
 
Se trata de superar la posición subordinada respecto al hombre que la mujer ha sufrido durante años, favorecer su autonomía, respetar sus derechos, equilibrar sus oportunidades respecto al sexo contrario y promover su acceso al mercado de trabajo en igualdad de condiciones.