• 2019

Se acercan a la actividad cerca de 50 personas con edades comprendidas entre los 19 años y los 83 años. Estas sesiones nos permiten poner sobre la mesa una equidad de género como propuesta educativa integral, desde una perspectiva tolerante y horizontal, favoreciendo un clima distendido, dialogante, respetuoso, y empatizando con el sexo contrario, en una retroalimentación constante.
 
Poniendo de manifiesto que para lograr nuestro objetivo es necesario trabajar desde diferentes ámbitos, todos a la vez, de forma responsable y coherente a nivel no sólo personal, familiar o social; sino también institucional.
 
Se realizan diferentes planteamientos para identificar y reflexionar sobre los problemas que más afectan a nuestra sociedad, principalmente al ámbito rural, y la connotación cultural que existe en múltiples comportamientos sexistas estereotipados.
 
Un grupo donde una vez más, se nota la importancia que supone darle visibilidad a este tema porque las mujeres (que no son pocas) se sienten identificadas con los ejemplos expuestos.
 
Por la Igualdad de Derechos entre Hombres y Mujeres.